ARTÍCULOS

La fuente de la juventud

Fecha 0000-00-00 00:00:00

La fuente de la juventud

 

Gaby Vargas

 

Sí, es un hecho que en la actualidad puedes verte y sentirte más joven.

 

El doctor Rod DePinho, investigador y profesor en genética de la Harvard Medical School, realizó un experimento que publicó en la revista Nature. Los resultados bien podrían equiparse al hallazgo de la ancestralmente buscada fuente de la juventud.

 

En dicho experimento, DePinho tenía un ratón de edad avanzada, cuyas condiciones equivalían a las de una persona vieja, con todas las señales clásicas de serlo: su cerebro era más pequeño, ya casi no veía, dejó de tener actividad sexual y no recordaba dónde estaba su comida, tampoco podía encontrar su camino dentro de un laberinto. Cuando el investigador provocó que  las telomeronas en sus células se alteraran, en sólo un mes el ratón rejuveneció por completo: su piel, tejidos y órganos comenzaron a regenerarse como los de un joven.

 

Telomeronas. Palabra reciente, relacionada con la medicina biomolecular y que cada vez escucharás con mayor frecuencia.

 

¿Qué son las telomeronas?

 

Imagina tus cromosomas como si fueran unas agujetas. Así como en las puntas éstas tienen un recubrimiento de plástico que facilita su uso, al final de cada hebra de adn hay unas sustancias llamadas telomeronas.

 

Resulta que cada vez que una célula se divide y reproduce esas telomeronas se acortan. Una vez que esa cubierta se acaba, tu adn comienza a desgastarse y es mucho más difícil de “usar”, tal como sucede con las agujetas. Y así, nuestro cuerpo produce células menos fuertes y más deterioradas, hasta que la división celular se detiene y la vida termina.

 

La buena noticia es que gracias a las investigaciones sabemos que al reducir la velocidad de la pérdida de las telomeronas, no sólo extendemos la expectativa de vida, sino que es posible vernos y sentirnos más jóvenes. Sólo bastan ciertos cambios en el estilo de vida y la alimentación.

 

En estudios realizados a gemelos se concluye que la longevidad depende 25 por ciento de los genes y 75 por ciento del estilo de vida. Así que la juventud no es sólo un asunto de genes, sino de qué haces con ellos.

 

¿Cómo hacer más lento el envejecimiento de las células?

Los siguientes puntos te dan claves que pueden ayudarte:

 

1. De acuerdo con el Journal of the American Medical Association, uno de los mejores nutrientes para activar el crecimiento de las telomeronas son los aceites omega 3, que se encuentran principalmente en los pescados de agua fría, como la macarela, el salmón salvaje, la trucha y el arenque. También están presentes en nueces, almendras, semillas de calabaza y chía.

 

2. Asimismo, hay tres vitaminas básicas que necesitan tus telomeronas:

 

·  Vitamina B12, puedes obtenerla del hígado de res, el salmón, el atún, la trucha y los pimientos rojo y verde.

 

·  Vitamina C, contenida en el kiwi, la fresa, la naranja, la toronja, el mango y los pimientos.

 

·  Vitamina E, presente en la espinaca, el brócoli, el nabo verde, las almendras, los cacahuates, el aceites de oliva y el kiwi.

 

3. La vitamina D también es muy importante para el sano desarrollo de las telomeronas. Se hizo un estudio con más de dos mil mujeres de todas las edades. Se descubrió que entre más vitamina D había en su cuerpo, más largas eran sus telomeronas. De igual manera, quienes tomaban 20 minutos diarios de sol, o tomaban dicha vitamina como suplemento, las tenían más largas que quienes no lo hacían. La vitamina D también se obtiene de la yema del huevo y del jugo de naranja.

 

Como ves, todos, a través de un estilo de vida sano, tenemos la capacidad de ayudar a los genes para vernos y sentirnos mejor.

 

Foto: http://www.neolifeclinic.com/blog/wp-content/uploads/2013/03/telomero-neolife.jpg

 

Comparte

Regístrate



Ingresa tus datos

Debes ingresar un correo

Twitter



Facebook



Esta Semana



LEER MAS

CONFERENCIAS


Conéctate...

La mejor maestra de vida

Al término de la clase de yoga, Manuel, un compañero joven con el que coincidimos desde hace años, se sintió mal y se sentó en una banquita mientras e...

Calcio. La Importancia De Este Mineral En Tu Organismo.