ARTÍCULOS

Feliz por dentro: feliz por fuera

Fecha 0000-00-00 00:00:00

Feliz por dentro: feliz por fuera

 

Gaby Vargas

 

El título de esta columna es el slogan de una marca de cereal que se vende en la India. Me gusta porque expresa la búsqueda que todos, en general, llevamos a cabo y que es la motivación de casi todo lo que hacemos.

 

Si bien, comúnmente se ha pensado que la felicidad es algo superfluo, momentáneo o incluso inalcanzable, hoy la ciencia la ve como algo más que un asunto hedonista y la aborda desde una perspectiva holística.

 

Un estudio realizado por la agencia JWT Intelligence –que, entre otras cosas, pronostica las tendencias de mercado– revela que “la conexión implícita entre ‘salud y felicidad’ cada vez es más clara. Sentirte feliz en realidad se debe a una mezcla de sentirte bien y, sobre todo, sano”.

 

Lo que inquieta es que cuando tenemos salud la damos por un hecho: nos alimentamos mal, no hacemos ejercicio, dormimos poco, en fin. Como dice el proverbio chino: “Es curioso el hombre, se pasa la mitad de su vida gastando su salud y la otra mitad recuperándola”.

 

“Se sabe que descuidar la salud tiene un costo, no sólo en el bienestar físico, sino también en términos de felicidad”, afirma el doctor Tal Ben-Shahar, experto en psicología positiva. La cuestión es que esta verdad no acaba de penetrar en la conciencia colectiva.

 

Por otro lado, la armonía siempre es inestable. Como tal es el reto al que nos enfrentamos y en el que hay que trabajar todos los días. Aunque, si somos un poco pesimistas, en realidad podría decirse que cualquier persona que llegue a cumplir los 30 años de edad tiene suficientes razones para ser miserable el resto de su vida, porque la vida en sí es un milagro y al mismo tiempo una aflicción.

 

A pesar de lo anterior, “Sentirte feliz es más que simplemente sentirte “bien”, como lo explica el doctor Corey Keyes, profesor de la Emory University, “es también ‘funcionar mejor’, y tener emociones positivas. Conseguir este balance da como resultado una sensación de felicidad que la psicología positiva describe como florecer. Es decir, sentirte en armonía con el mundo. Lo que se mide por el grado de satisfacción y sentido y propósito de vida que tengamos. Incluso, Keyes afirma que las personas que no sienten ese balance emocional y ese “florecer” en un periodo de diez años, están en gran riesgo de “tener una muerte prematura a cualquier edad”.

 

En el estudio de JWT, el doctor Drew Ramsey, de la Columbia University, afirma que “por primera vez en diez años, hay una serie de estudios que básicamente concluyen lo mismo: la gente que lleva la dieta moderna –comida chatarra, azúcares, carbohidratos refinados, carente de nutrientes– tiene un mayor riesgo de depresión, ansiedad y ddah”. En contraste, recomienda una alimentación rica en carbohidratos complejos, vitaminas, minerales que estimulen los neurotransmisores de la felicidad como la serotonina y la dopamina.

 

Además, las investigaciones muestran que una persona optimista es 50 por ciento menos propensa a sufrir un ataque al corazón. Por otro lado, una mente con estados negativos (depresión, ira, ansiedad y hostilidad) puede incidir en la salud cardiovascular.

 

Por lo anterior, es que veremos cada vez más en la publicidad, palabras  asociadas a muchos productos, como: salud, amigos, gozo, actividad, energía, familia, bienestar, felicidad, longevidad, paz, condición física, etc.

 

Ser feliz es una decisión. Una decisión sobre la actitud, el estilo de vida, la alimentación, la forma en que llevamos nuestras relaciones y el cultivo de nuestro crecimiento interior.

 

En suma podemos experimentar en carne propia lo que se siente ser feliz por dentro y feliz por fuera.

 

 

 

Foto: http://www.capi.com.mx/blog/wp-content/uploads/no-vendas-tu-felicidad-reflexiones-12.jpeg

 

Comparte

Regístrate



Ingresa tus datos

Debes ingresar un correo

Twitter



Facebook



Esta Semana



LEER MAS

CONFERENCIAS


Conéctate...

La forma más rápida de reducir el estrés mental

La mayoría de las personas desea tener un cuerpo y un cerebro sanos. Esa es la razón por la que hacemos ejercicio, tomamos vitaminas yantioxidantes, ¿...

Solo nosotros dos