ARTÍCULOS

La vida es una taberna

Fecha 0000-00-00 00:00:00

La vida es una taberna

 

Gaby Vargas

 

Hay quien se embriaga y se embriaga bien. Es decir, lo hace en una ocasión especial, rodeado de amigos que disfrutan de la vida, de ciertos acontecimientos o de la amistad. Al día siguiente, la resaca le es tolerable al recordar con una risita interna lo bien que la pasó y pensar que, a pesar del dolor de cabeza, valió la pena.

 

Asimismo, hay también quien se emborracha de manera estúpida. El alcohol se convierte en una evasión o un refugio y se consume mecánica u obsesivamente. Pero, ese es otro tema.

 

La invitación que hoy comparto contigo querido lector, es la del poeta sufí, matemático y astrónomo del siglo xi Omar Khayyám, quien nos invita a embriagarnos, a celebrar el vino, el instante y la finitud de la vida.

 

Él es famoso por sus Rubaiyat –palabra que significa cuartetas–, que son una verdadera belleza. Una larga poesía suya que se descubrió en Occidente apenas en el siglo xix está dividida en estrofas. Permíteme que este brevísimo extracto sea mi regalo de Navidad. Al leerlo con calma te percatarás de su profundidad y sabia filosofía.

 

Khayyám nos hace ver que la vida es una taberna, un lugar para compartir y gozar; un sitio en el que al llegar nos ofrecen un vaso de vino para conversar. Con la apertura del corazón que la bebida nos da, nadie enjuicia ni critica a nadie. Y, puesto que ignoramos lo que el mañana nos depara, tenemos la obligación de gozar y a hacer gozar, sin dañarnos y sin dañar al otro.

 

A través de sus Rubaiyat, Khayyám nos deja ver que es preferible estar embriagado de la existencia que vivir la estupidez de la muerte en vida. Porque hay quien vive como si estuviera muerto y no se percata del privilegio de la existencia ni de la belleza.

 

Más allá de los límites de la Tierra,

 

más allá del límite Infinito,

 

buscaba yo el Cielo y el Infierno.

 

Pero una voz severa me advirtió: "El Cielo y el Infierno están en ti."

 

 

 

Convéncete bien de esto:

 

un día, tu alma dejará el cuerpo

 

y serás arrastrado tras un velo fluctuante entre el mundo y lo incognoscible.

 

Mientras esperas, ¡sé feliz! No sabes cuál es tu origen e ignoras cuál es tu destino.

 

 

 

Igual que una linterna mágica es el destino?en torno del cual vamos todos girando:?la lámpara es el sol, el mundo la pantalla,?nosotros las imágenes que pasan y se esfuman.?

 

 

 

Se nos da un breve instante para gustar del agua en este ardiente páramo.

 

Ya el astro de la noche palidece.

 

La vida llegará a su término: el alba de la Nada. 

 

Vamos, pues, date prisa.

 

 

 

Renuncia a la recompensa que merecías.

 

Sé feliz. No te lamentes por nada.

 

No anheles nada. Lo que te ha de suceder,

 

escrito está en el libro que hojea al azar el viento de la Eternidad.

 

 

 

Sabes que no tienes poder sobre tu destino.

 

¿Por qué esa incertidumbre del mañana ha de causarte miedo?

 

Si eres sabio, goza del momento presente.

 

¿El porvenir? ¿Qué te puede traer el porvenir?

 

 Cielo, infierno, esperanzas, temores...?¡Bah! Que traigan de beber. Una cosa es cierta:?que la vida va pasando, y el resto vaciedad es.?La flor marchita nunca florecerá de nuevo.?

 

 

 

Cierra tu libro y piensa. Mira impasible al Cielo? y a la Tierra. Da al pobre la mitad de tus bienes,?perdona las ofensas, no le hagas daño a nadie?y apártate a un rincón si quieres ser dichoso.??

 

Acepta cualquier goce que pueda?ofrecerte la Vida.

 

No creas que haya alguien?q ue cuente nuestros vicios y virtudes. Desprecia?lo que robarte pueda un momento dichoso.?

 

La invitación se puede resumir en: embriágate de la vida. En todo lo que hagas embriágate. Si trabajas, embriágate de tu trabajo, de ti, del ser, de alguien y del amor. Porque, quien jamás se ha embriagado de amor, no sabe lo que es la vida.

 

La vida es una taberna…

 

Foto: http://joya937.mx/wp-content/uploads/2013/11/entusiasmo.jpg

 

Comparte

Regístrate



Ingresa tus datos

Debes ingresar un correo

Twitter



Facebook



Esta Semana



LEER MAS

CONFERENCIAS


Conéctate...

Tu campo electromagnético ¿cómo está?

Con sólo entrar al departamento o a la casa de una persona –no importa si la conoces o no–, obtienes de inmediato una gran cantidad de información a...

Esperanza Iris