ARTÍCULOS

Tomarlo con calma

Fecha 2018-06-28 14:58:47

Como ciudadanos, hoy es el día más importante de nuestra historia moderna.

Saldremos a votar para elegir el rumbo que tomará nuestro país. En los resultados veremos si dicho rumbo es o no el que anhelamos. No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que para la mitad de nosotros las cosas no saldrán como deseamos. Y precisamente con ello se medirá nuestro tamaño como personas. Nuestro deseo es que México permanezca tan unido como en el mundial.

Como sea, esta tierra seguirá siendo nuestro país, nuestro arraigo; aquí está nuestra gente, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestras tradiciones y costumbres. Pensemos con madurez la actitud que tomaremos, de manera independiente de lo que acontezca en los días siguientes.

Permíteme querido lector, compartir contigo algo que considero prudente tomar en cuenta en estos momentos por su ancestral sabiduría. Me refiero a un concepto de la filosofía china del Tao, palabra cuyo significado es “camino” y que data del siglo iv a.C.

Wu Wei

A los occidentales nos cuesta trabajo comprender este concepto del Tao, pues estamos educados para hacer y hacer, con tal de obtener posiciones, logros, bienes y demás. Me refiero al principio que en chino se llama wu wei. ¿Qué significa? De algún modo es “tómalo con calma”.

El wu wei enseña que la guía siempre es la naturaleza. Su sabiduría permite que las cosas sigan su curso natural, como la Tierra gira alrededor del Sol.

Este concepto del Tao puede traducirse de varias formas: “No acción” o “quietud creativa”; Alan Watts, en su libro Qué es el Tao, lo traduce como “'no forzar' para disfrutar del buen vivir en medio de una cultura orientada a la acción”. Lo cual, debo aclarar, no significa “me vale gorro”, sino todo lo contrario: tener el valor –porque se necesita valor–, de elegir no actuar y tomar los acontecimientos con calma.

Para que las cosas fluyan, el wu wei nos dice que quien posee la virtud se mueve poco a poco, con tranquilidad, y toma en cuenta la veta de la madera, el hilo del tejido; nunca se mueve con violencia o va en sentido contrario. “El Tao mismo siempre está en este estado, como si no hiciese nada, mas nunca está sin hacer. Así se conquista el mundo”, nos dice el libro del Tao Te King.

El Tao nos invita a observar, por ejemplo, a la montaña que no se inmuta ante las tormentas, los incendios, las sequías; ella simplemente es, permanece, se sabe grande, inmutable, fuerte y con paciencia permite que la vida –con lo bueno y con lo malo–, haga su balance necesario. Cuánto bien nos haría imitarla.

Tomemos también el ejemplo el agua del río tranquila y perseverante, cuya fuerza y paciencia perfora la roca más sólida. Cuando los humanos forzamos y desviamos su rumbo natural es cuando, tarde o temprano, se genera el caos.

La vida, sin duda, es mucho mejor en su actuar que nosotros; la rapidez del mundo nos ha alejado cada vez más de su sabiduría. Ella siempre tiene su tiempo, su forma y su ritmo para poner las cosas en su lugar. Vive en armonía con los procesos de la naturaleza, en lugar de tratar de empujarlos. 

Tranquilidad y aceptación

“¿Y a qué vienes con todo esto?”, te preguntarás, querido lector. A invitarte a que aunque el resultado nos parezca o no, sería conveniente adoptar la filosofía del wu wei, que nos incita a la tranquilidad y a la aceptación para vivir en paz. ¿No es acaso lo que finalmente y en el fondo todos deseamos por sobre todas las cosas, tanto para nuestro México, como para nuestra familia?

         Imitemos esta filosofía oriental del wu wei, que ha prevalecido a los largo de los siglos por su sabiduría. Tomémoslo con calma.

Comparte

Regístrate



Ingresa tus datos

Debes ingresar un correo

Twitter



Facebook



Esta Semana



LEER MAS

CONFERENCIAS


Conéctate...

Nuestros dos corazones

“Alexa, toca mi canción preferida”, “cuéntame un chiste”, “¿cuántas personas viven en Los Ángeles?”, le pedía Mateo, con 9 años de edad, al robot en f...

Una Razón Mas Para Amar A Los Perros.