La risa, un sonido sagrado

Fecha 2018-05-15 14:47:51

¿Recuerdas cómo hace unos años en las reuniones se contaban chistes y siempre destacaba una persona por contarlos con gracia o por su gran memoria para recordarlos? En cambio, hoy nos reenviamos el meme, o nos pasamos el celular para reírnos en lo individual. Hemos perdido algo de la magia que la risa en común desata.

De la misma manera, un joven me comentó: “El otro día me di cuenta de que escribo más veces ‘jajaja’ por el chat, que en lo que en realidad me río”; afirmación con la que los amigos que lo acompañaban estuvieron de acuerdo y se sintieron identificados. El asunto parecería irrelevante, mas no lo es.

         Hace poco, me encontré con un audio de cuando Mateo, nuestro nieto tenía tres años, en el que ríe a carcajadas. El éxtasis que mi esposo y yo sentimos al escucharlo fue tal que podría decir que la risa es un sonido sagrado.

Bien vista, la risa es un tema vital. ¿Te imaginas qué sería de este mundo sin ella? ¡Qué sería de nuestras vidas sin ella? Es como imaginar un mundo sin flores, sin áreas verdes, sin pajaritos o ¡sin agua! Simplemente, ése es el importante lugar que la risa ocupa en nuestra vida. Quizá no valoramos de manera consciente su música, sin embargo, sin ella moriríamos.

 

La base del amor

Incluso, podemos pensar en que la base del amor es la risa. Digamos que, a manera de los sufís, nos preguntamos: ¿Cuál es la motivación de dos personas que deciden vivir unidas? La respuesta es: “Reír juntas; si no te unes con otra persona para reír, ni te juntes”. Olvídate de a qué se dedica, cuántos años tiene, cuánto gana o qué estudió. ¿Se ríen juntos? Eso es lo importante. Sólo hay amor si hay buen humor.

Y, ¿qué hay detrás de la risa entre una pareja o unos amigos? Un día, cuando era niña escuché a mi padre decirle por teléfono a una secretaria, “Usted va a hacer muy feliz a su esposo” después de que ella riera fácil y pronto con un comentario amable que mi padre le hizo antes de que lo comunicara con su jefe. La frase se me quedó grabada.

Si, elementos como la ternura, la comprensión, la compañía, la liberación, la ligereza y la tranquilidad, entre una pareja son importantes. Sin embargo, reír con alguien te conecta, te une, te identifica con el otro como nada. Es una manera de celebrar el verdadero gozo que hay detrás de todo miedo, separación o conflicto juntos. Con la risa el alma se prende e ilumina a todos; con ella nos decimos unos a otros “no hay problema, por lo menos mientras reímos”.

 

¿Qué tipo de risa es la que nos aporta beneficios de salud?

Por siglos, los médicos han intentado descubrir si existe un órgano de la risa, una glándula de la risa, una hormona de la risa o el adn de la risa. Nada. No han encontrado nada. La risa es un estado mental que nos da bienestar y nos carga de energía.

Si la risa es el alma de la alegría, la alegría entonces, es el alma de la felicidad. Lo curioso es que se expresa a través del cuerpo, pero no es del cuerpo. La podemos sentir como una emoción y apreciarla mentalmente, pero es mucho más que una emoción o un estado mental. Es algo sagrado.

        Los beneficios de la risa sólo se presentan si ésta surge del interior. Cuando una carcajada surge de manera espontánea, es la mejor medicina. A decir del profesor Richard Davidson de la Universidad de Madison, Wisconsin, quien ha estudiado a través de encefalogramas los efectos de la risa y el bienestar, “hay múltiples formas de reír y cuando un individuo esboza una ‘sonrisa social’ –con la que sólo se estiran las mejillas y los labios hacia arriba, sin involucrar los ojos–, no se produce ningún cambio en el cerebro. Para que sea benéfica, la sonrisa debe ser genuina o bien voluntaria al imitar una risa espontánea”.

Lo anterior se debe a que con el movimiento de los músculos faciales que involucramos en la risa, generamos un estímulo nervioso que va a la glándula pituitaria y libera endorfinas, hormonas analgésicas que producen sensación de bienestar.

Además, la risa es como un shampoo mental que lava viejos resentimientos, prejuicios y heridas.

         Reírte de alguna manera es una actividad espiritual y está por encima de todo lo temporal y trivial. Reírnos de la vida, de nosotros mismos bien, sin duda podría ser un camino de crecimiento como personas.

Quizás este joven que escribe “jajaja” en su chat con más frecuencia que con la que en verdad ríe, desconoce que, al olvidar reír, se pierde un don natural, una vacuna contra el miedo y la ansiedad, contra el ego, contra la vanidad, la auto glorificación y la excesiva seriedad. Y de la misma manera, ojalá recuperemos esa divertida y sana costumbre de escuchar los chistes en vivo y a todo color. Y si no, al menos ser conscientes de que hay que reír, reír y reír…

Cuando perdemos la capacidad de reír, perdemos nuestro camino y nos perdemos a nosotros mismos. Lo dicho, la risa, es algo sagrado.

Comparte

Regístrate



Ingresa tus datos

Debes ingresar un correo

Twitter



Facebook



Esta Semana



LEER MAS

CONFERENCIAS


Conéctate...

El placer del placer

¿Cómo te enseñaron a ver el placer? ¿En tu familia se reprimía o se celebraba? Por ejemplo, ¿se le daba importancia a pasear o irse de vacaciones, a l...

El Placer Del Placer