¿Cómo regresar el reloj en tu aspecto?

Fecha 2018-06-28 15:02:45

 

¿Alguna vez te has dejado llevar por las diferentes promesas de juventud, longevidad y bienestar que los distintos productos en el mercado ofrecen? Los mercadólogos saben a ciencia cierta que dicha búsqueda es un común denominador de los seres humanos: todos caemos. De ahí el auge de la industria anti edad, la cual ha crecido exponencialmente en todos los rubros.

Lo cierto es que no hay crema, aparato, jugo verde, súper alimento o ritual que por sí solo haga lo suficiente para revertir el envejecimiento natural. Sin embargo, hoy quiero compartir contigo querido lector o lectora, lo único que hasta el día de hoy se ha comprobado que funciona como lo más cercano al elixir de la eterna juventud: el ejercicio.

Si bien ya sabemos que hacer alguna actividad física es bueno para la salud, quizá no somos conscientes del verdadero cambio de jugada que puede ser. Te lo comparto a continuación.

En un estudio reciente publicado en la revista médica Medicine & Science in Sports & Exercise, los investigadores examinaron a 10 pares de gemelos en sus treintas. Cada gemelo era muy similar a su hermano, desde el adn hasta en los hábitos alimenticios. La única diferencia es que uno había practicado ejercicio durante su vida adulta y el otro no.

Los hermanos sedentarios desarrollaron resistencia insulínica –un precursor de la diabetes–, tenían más grasa corporal, menos fortaleza y, lo más asombroso, menos materia gris en la región responsable del control motor y la coordinación.

Si deseas más energía…

Estudios recientes comprueban que el ejercicio no sólo salvaguarda de morir prematuramente, sino también te mantiene joven y funciona como un escudo protector ante las enfermedades de todo el cuerpo. Asimismo, aumenta la energía, reduce la fatiga crónica, disminuye el avance de las enfermedades degenerativas como el Alzheimer –el cual suele empeorar con la edad–, de acuerdo con un estudio de 2006 de la Universidad de Georgia, realizado en 70 personas.

Por otro lado, si eres de las personas que de la nada padecen dolorcitos en las rodillas o en las caderas, prueba hacer ejercicio para fortalecer tus músculos y lubricar las articulaciones, verás que desaparecen. Tan sólo dejo de hacer ejercicio –por vacaciones o exceso de trabajo– y los dolorcitos aparecen de nuevo. En verdad el ejercicio funciona como magia.

Puedo confirmar de manera personal lo que el doctor en medicina deportiva Jordan D. Metzl, del Hospital for Special Surgery, en Nueva York, afirma en el número especial de la revista Time, “The Science of Exercise”.

Un mejor futuro

Practicar 20 minutos de cualquier actividad, que puede ir de moderada a intensa: caminar rápido, andar en bicicleta o hacer pesas, tres veces por semana, es suficiente para aumentar la energía, el ánimo, el bienestar y mejorar la visión de la vida.

En muy pocos años los doctores incluirán el ejercicio en sus recetas médicas como una medicina, con todo y sus dosis personalizadas, basados en la edad, los intereses y la condición física. Muchos médicos ya están convencidos de que es la mejor terapia preventiva que existe, mucho más segura y efectiva que cualquier droga en el mercado. Sin embargo, para las personas que no tienen el hábito de hacer ejercicio esta medicina es difícil de tragar.

¡Claro que es más fácil llenarse de pastillitas para bajar el colesterol y reducir la presión sanguínea o palear con analgésicos cualquier achaque! No obstante, si se inventara una pastilla que incluyera todos los beneficios que el ejercicio nos da, nos la arrebataríamos de las manos.

Te invito a comprobarlo por ti mismo, te aseguro que es de las cosas de las que nunca te arrepentirás.

Comparte

Regístrate



Ingresa tus datos

Debes ingresar un correo

Twitter



Facebook



Esta Semana



LEER MAS

CONFERENCIAS


Conéctate...

El placer del placer

¿Cómo te enseñaron a ver el placer? ¿En tu familia se reprimía o se celebraba? Por ejemplo, ¿se le daba importancia a pasear o irse de vacaciones, a l...

El Placer Del Placer