¿En qué consiste la técnica PACE?

Si al subir escaleras sientes que te falta el aire, si caminar con paso acelerado te deja exhausto, si después de una sesión íntima e intensa con tu pareja te deja como finalista de maratón, o un golpe emocional te deja tumbado en la cama, es señal de que tus reservas están bajas.
Todo lo anterior demanda energía. La capacidad de reserva que tengas, es igual a la habilidad que tu corazón tiene para bombear más sangre de manera más rápida en momentos de estrés. Y para tus pulmones, esta capacidad de reserva le permite enfrentar el esfuerzo por ejemplo cuando corres, cuando levantas pesas o subes las escaleras.
Es por eso que muchas personas que no tienen reservas, bajo situaciones de estrés, les puede llegar a dar un infarto o bien enfermarse de neumonía en lugar de que el padecimiento se quede en una bronquitis, por ejemplo.
Al igual que ahorras en el banco y creas una reserva para cuando sea necesaria, es importante hacer lo mismo con tu cuerpo; y evitar así el riesgo de quedarte en banca rota.
Hay varias formas de recargar las reservas de energía como, el sueño y la alimentación, sin embargo el ejercicio no siempre ayuda. Hoy quiero compartir contigo una técnica del doctor Al Sears, investigador en medicina anti-edad del estado de Florida, que es fácil y efectiva.
Sabemos que practicar el ejercicio de manera adecuada, puede revertir los efectos del tiempo y entre más vigoroso lo practiques, mejor. En estudios recientes realizados a 2,401 pares de gemelos revelaron que la actividad física se relaciona con el largo de los telómeros. Pero ojo, si practicas ejercicio de manera moderada, colabora a crear telómeros más largos y sanos; en cambio no hacer nada de ejercicio o hacerlo de manera extrema, como correr largas distancias por horas, los acorta. ¿Qué tal!

La técnica PACE
Lo que me parece revolucionario de ésta técnica es que se requieren sólo 24 minutos para quemar centímetros en la cintura, fortalecer la estámina y elevar los niveles de reserva de energía en cuestión de semanas. Y por supuesto, impacta el tamaño y la vitalidad de tus telómeros.
PACE es el acrónimo para Progressively Accelerating Cardiopulmonary Extertion, es decir, Esfuerzo Cardiopulmonar Progresivo Acelerado; y lo que propone es hacer intervalos cortos de ejercicio intenso seguidos por un descanso.
PACE, en realidad es sencillo y divertido. Además, se puede aplicar a cualquier tipo de entrenamiento de tu preferencia como, nadar, correr, brincar la cuerda o caminar de manera acelerada. Si eres miembro en un club o en un gimnasio, puedes aprovechar las bicicletas estacionarias o cualquier aparato para hacerlo.

Aquí te comparto un ejemplo del programa PACE de 12 minutos.
Set 1: Un minuto de esfuerzo y un minuto de descanso.
Set 2: Igual
Set 3: Completar 6 sets hasta llegar a los 12 minutos ¿Fácil, no?

El reto es que ese minuto realmente sea de esfuerzo. La velocidad y la intensidad de tu trabajo te deben hacer sudar, pero tampoco impedirte completar los 6 sets. Si eres nuevo en el ejercicio o te sientes bajo de condición, las primeras dos semanas tómalo con calma y ve a tu ritmo.
En los periodos de descanso, baja la intensidad y camina de forma relajada. Si eres una persona que ya tiene condición física, reduce la intensidad de manera en que recuperes tu respiración y mentalmente relaja tu cuerpo.
Practica PACE, por lo menos tres veces a la semana y poco a poco aumenta el tiempo y nivel de intensidad. Verás que con ésta técnica, pronto construirás más energía, condición física y sobre todo estarás creando reservas.

Los beneficios de PACE:
1.- Tasa metabólica.- Conforme aumenta la edad, tu metabolismo se vuelve más lento. PACE estimula el metabolismo, es decir ayuda a que la velocidad en que tu organismo utiliza la energía, aumente.
2.- Densidad ósea.- Una vez que cumples 35 años, tus huesos comienzan a perder densidad. Los ejercicios que soportan tu propio peso, como subir escaleras, tenis, trotar o levantar pesas, ayudan a que tu cuerpo retenga masa ósea.
3.- Quema grasa.- Con los años, tiendes a ganar grasa corporal. Hacer de 12 a 24 minutos de PACE, ayudará a quemarla de manera eficiente.
4.- Factor de crecimiento.- A través de éste método de intervalos cortos de esfuerzo intenso, puedes aumentar la producción de factor de crecimiento, lo que ayuda a estimular tus células para que estén más sanas.
5.- Volumen pulmonar.- Para aumentar tu capacidad pulmonar, requieres hacer ejercicio cardiovascular, al estilo PACE. Hacerlo por periodos prolongados e intensos, sólo quema músculo muy necesario.
6.- Condición cardiaca.- Practicar PACE entre 12 y 20 minutos de manera intensa y en intervalos, aumenta tu reserva cardiaca.
Conclusión: invierte sólo 12 minutos, tres veces a la semana y tendrás mayor capacidad de reserva para cuando tu cuerpo la necesite. La técnica es sencilla además de divertida, ¿no crees?

Artículos relacionados

Dime cómo respiras y te diré cómo te sientes CUERPO1 marzo, 2019
El misterio del sueño CUERPO22 febrero, 2019
Los 10 suplementos para verte y sentirte bien y con energía CUERPO28 diciembre, 2018
¡Forma parte de la comunidad para Vivir Mejor! Recibe inspiración y consejos directo en tu correo
¡Regístrate ahora!